«Ponemos énfasis en la fase de Creación del proyecto arquitectónico, durante la cual ayudamos a nuestros clientes a visualizar sus planos»

CREAR

Ayudamos al cliente a evaluar la oportunidad existente y, ampliamos la información necesaria para traducir sus ideas en un concepto preliminar.

Convertimos las ideas conceptuales en conceptos arquitectónicos viables. Esta fase ayuda al cliente a comprender y visualizar mejor las opciones facilitando la creación de unos supuestos financieros preliminares. Desde la selección del arquitecto adecuado, hasta la creación de un equipo técnico multidisciplinar, desarrollamos el concepto hasta crear la herramienta necesaria para una correcta ejecución. Es entonces cuando se dota al proyecto del contenido e información detallada para una finalización exitosa del proyecto. El tiempo y el esfuerzo dedicado a esta parte del proyecto es esencial y permite la resolución de problemas antes del inicio de la ejecución.

Un proyecto bien definido, nos permite determinar las implicaciones financieras de las opciones elegidas antes de comenzar la fase de obra, y por lo tanto, minimiza las sorpresas indeseadas y la improvisación durante la ejecución del proyecto. Esto nos permite ahorrar de tiempo y dinero al cliente.

Toda esta actividad se realiza en continua y estrecha colaboración con el cliente, quién es partícipe del proceso, ayudando a la correcta toma de decisiones.

CREAR

Ayudamos al cliente a evaluar la oportunidad existente y, ampliamos la información necesaria para traducir sus ideas en un concepto preliminar.

Convertimos las ideas conceptuales en conceptos arquitectónicos viables. Esta fase ayuda al cliente a comprender y visualizar mejor las opciones facilitando la creación de unos supuestos financieros preliminares. Desde la selección del arquitecto adecuado, hasta la creación de un equipo técnico multidisciplinar, desarrollamos el concepto hasta crear la herramienta necesaria para una correcta ejecución. Es entonces cuando se dota al proyecto del contenido e información detallada para una finalización exitosa del proyecto. El tiempo y el esfuerzo dedicado a esta parte del proyecto es esencial y permite la resolución de problemas antes del inicio de la ejecución.

Un proyecto bien definido, nos permite determinar las implicaciones financieras de las opciones elegidas antes de comenzar la fase de obra, y por lo tanto, minimiza las sorpresas indeseadas y la improvisación durante la ejecución del proyecto. Esto nos permite ahorrar de tiempo y dinero al cliente.

Toda esta actividad se realiza en continua y estrecha colaboración con el cliente, quién es partícipe del proceso, ayudando a la correcta toma de decisiones.

«Ponemos énfasis en la fase de Creación del proyecto arquitectónico, durante la cual ayudamos a nuestros clientes a visualizar sus planos»

ALGUNAS ÁREAS DE INTERÉS

Español